Cómo sacar un 10 en la selectividad de Filosofía

Algunos de vosotros escogéis Historia de la Filosofía para examinaros en la selectividad en Cataluña porque tiene menos temario, decís que os resulta “menos doloroso”. Los que la escogéis porque os gusta, seguramente disfrutaréis más del proceso de estudio.

El caso es que escoger filosofía para la selectividad es una excelente opción: tenéis la oportunidad de sacar un 10 y subir nota para acceder a la carrera que queréis estudiar. Si os gusta seguro que os resultará fácil obtener buenos resultados y si no, ahí van algunas claves para hacer un buen examen:

  • Mantén una actitud positiva

Es la clave fundamental de todo. Pensarte a ti misma/o como capaz de obtener excelentes resultados es condición indispensable para un buen rendimiento. Toma conciencia de que habrá algunos momentos difíciles durante el camino, de este modo estarás preparado psicológicamente para afrontarlos cuando lleguen.

  • Visualiza tu objetivo: sacar un 10

Ni el 8, ni el 7… no nos sirven. En la sele vas a por el 10. Las expectativas juegan un papel muy importante en nuestra conducta. Si  te fijas como meta alcanzar la máxima nota, tu activación cognitiva y conductual se movilizarán para alcanzar ese objetivo. Si estás seguro de a dónde quieres llegar, es mucho más probable que te acerques a ello.

  • Conoce la estructura del examen y los criterios de corrección

No basta con conocer la teoría de cada filósofo, tienes que ser un buen estratega y adecuarte a lo que te están pidiendo en cada ejercicio.

  • Recuerda estos trucos

¿Qué quieren los correctores de los exámenes? Aquí tienes los trucos para responder exactamente lo que buscan en los exámenes de selectividad de filosofía para nacionales y para extranjeros

Más sobre la selectividad para EXTRANJEROS

Más sobre la selectividad para NACIONALES

  • Planifica y gestiona el tiempo

Elabora un plan de estudio teniendo en cuenta el temario a trabajar en relación al tiempo que tienes para ello. En la selectividad entran 5 filósofos.  Tendrás que dedicar tiempo a aprenderte la teoría que cada uno propone y a saber ponerla en práctica en los textos.

  • Elabora tu propio material de estudio

Leer el libro de filosofía de bachillerato sin más no es una opción óptima. Hazte esquemas de lo que lees en el libro y complétalos con los apuntes de clase. Añade tablas comparativas entre autores para que te resulte mucho más fácil elaborar la pregunta número 4 del examen. Encontrarás muchos ejemplos en la red, ¡exprímelos, no tienes excusa para no hacer una buena comparación!

  • Estructura los autores por ámbitos

A todos nos resulta más fácil recordar algo cuando está ordenado. Aunque los 5 filósofos proponen teorías distintas, todos organizan su pensamiento por ámbitos. Procura diferenciar entre epistemología, ontología, antropología, moral y metafísica cuando estés realizando tus esquemas. De este modo, te resultará mucho más fácil reconocer de qué va el texto que tienes que comentar y qué parte de tus apuntes debes desarrollar. ¡El orden es importante!

  • Se estratégico: mejor poco y bien que mucho y mal

¡Esta regla es fundamental en el examen de filosofía! Cuando estés redactando, no se trata de poner un batiburrillo con todo lo que recuerdas en ese momento. Se trata de identificar el tema principal del texto, explicarlo y desarrollar las ideas relacionadas que recuerdes de tus apuntes. ¡Sólo las que estén relacionadas! Un error muy común en el examen de filosofía es no responder a la pregunta y en cambio exponer toda la teoría del autor. ¡No cuela!

  • No des nada por sabido mientras redactes el examen

Es tu momento de demostrar que conoces lo que proponen los filósofos y para ello debes explicarlo con detalle, sin omitir aspectos que a ti te parecen obvios. Realiza una breve explicación de cada término o concepto nuevo que introduzcas, de este modo enriquecerás el texto y facilitarás la comprensión del corrector o la correctora.

  • Trata de explicar a tus amigos la teoría de cada filósofo

Si son amigos que no saben nada sobre filosofía, mejor. De este modo, te aseguras de que es fácil seguir tus explicaciones. En caso contrario, habrás identificado uno de tus puntos a mejorar de cara al examen.

  • No te aprendas de memoria la teoría de los filósofos sin entenderla

Asegúrate de saber porqué dicen lo que dicen los filósofos. Sólo de este modo serás capaz de comentar el texto de manera crítica y hacer una buena pregunta número 5 de opinión. Cuando repites la teoría como un loro, el examen da más una sensación de “copiar-pegar” que de pensamiento crítico, aspecto muy valorado por los y las profes de filo. Si tienes dudas, ¡pregúntale al profe!

  • Practica en casa

Haz simulacros de examen como si estuvieras en la sele. Consulta los exámenes de filosofía que han salido en la selectividad desde el 2000, junto con las respuestas. Date 90 minutos de tiempo para hacer las 5 preguntas. Ponte el cronómetro y asegúrate de parar una vez finalizado el tiempo. No pasa nada si no te ha dado tiempo de responder a todas las preguntas. El objetivo de esta práctica es que tomes conciencia de cuánto tardas en realizar cada ejercicio y que vayas adecuando el tiempo con la práctica. ¡Gestiona el tiempo!

  • ¡Se crítico!

¡Atrévete a ser filósofo/a! A los profes nos encanta que seáis capaces de proyectar vuestro propio modo de ver el mundo, nos fascina leer tus argumentos y que seas capaz de gritar y ser rebelde. ¡Falta al respeto a las ideas! Sorpréndenos en la pregunta número 5 de opinión, ¡estamos deseando conocer tu pensamiento! ¡Aduéñate de la filosofía!

  • Disfruta de tu tiempo de estudio

El cerebro recuerda mejor aquello que asociamos con emociones positivas. Si asocias la filosofía con el “buen rollo” te resultará mucho más fácil ponerte a estudiar cada día.

Ahí queda eso: ¡A por el 10!  

¿Te ha resultado útil esta entrada?