Actividad 8: El termómetro de tu relación. Rueda de la pareja y Decálogo para una relación afectiva simétrica y libre de VP.

Fundamentación teórica

Guía el diseño de esta actividad la ampliamente utilizada Técnica de la Rueda de la Vida en el coaching. Si bien la técnica original está destinada a reflexionar sobre el grado de satisfacción general en torno a la propia vida y a los valores que se priorizan en ella, se ha realizado una adaptación para aplicarla al objeto de estudio de la relación afectiva. 

A través de la técnica adaptada la “Rueda de la Pareja” , el alumno/a inicia un ejercicio de introspección en el que reflexiona acerca de su relación de pareja y cuyo objetivo principal es la toma de conciencia sobre su situación actual. Partiendo de ella, el alumno/a estará en disposición de asumir las disfuncionalidades que operan en su relación y facilitará que esté más dispuesto a adoptar y aprender medidas para el cambio que se abordarán en el bloque II (¡Rompe!).

La reflexión sobre la propia realidad de pareja supone un aprendizaje significativo para el alumno/a, siguiendo la línea de la importancia de los conocimientos previos desde una concepción constructivista del aprendizaje (Rogoff, 1993; Coll, 1990 y Onrubia, 1996). Esta toma de conciencia de una necesidad de cambio supone que el alumno se genere una representación de “lo que ya tiene” en su relación de pareja. Con objeto de que se trace un puente entre lo que ya tiene y “lo que le gustaría tener”, se configura una segunda parte de la actividad en la que el grupo clase, a través del debate cooperativo, debe hallar diez aspectos claves para una relación libre de VP y simétrica.

interrogantes

Análogamente al efecto que tiene para el autoconcepto de la persona pensar en los selves posibles, es decir las representaciones mentales de lo que uno puede llegar a ser en el futuro (Baron y Byrne, 2005); se postula en este proyecto que el pensar en modelos alternativos posibles de pareja puede tener efectos positivos para la construcción de patrones relacionales saludables. Se pretende generar un efecto en la generación de la identidad relacional (de pareja) tomando como referencia una relación saludable que se recogerá en el Decálogo de la Relación Afectiva libre de VP

Tanto este ejercicio de búsqueda de aspectos de la relación saludable como la última palabra contenida en el documento para la actividad (¡Rompe!), pretenden generar un efecto priming en el alumnado: “esto es lo que quiero conseguir y para ello tengo que romper con las violencias invisibles de mi relación de pareja”.

Como indican Baron y Byrne (2005), el priming es un proceso básico del pensamiento social que incrementa la disponibilidad de algunos tipos de información como resultado de haber estado expuesto a la misma. Esta mayor disponibilidad de la información (conciencia de lo que debo cambiar en mi relación y de la necesidad de romper con ello) influye en los juicios que se realizan sobre la misma información.

Es objeto de esta actividad generar un efecto priming que repercuta positivamente en la iniciativa y la disposición para el cambio (la ruptura con las dinámicas violentas) del alumnado a través de una reflexión previa sobre su propia realidad interpersonal afectiva. La actividad supone, por tanto, un puente que enlaza el actual bloque orientado a la detección de VP (¡Detecta!) con el siguiente bloque orientado a la acción contra la VP (¡Rompe!).

Ficha de la actividad

Descarga aquí la ficha para el desarrollo de la actividad en el aula: 

Actividad 8 – FICHA

actividad-8-ficha

Materiales para el alumno

Descarga aquí los materiales para el alumno/a: 

Actividad 8 – ALUMNO

actividad-8-alumno

– Volver al ÍNDICE –

¿Te ha resultado útil esta entrada?